Ir a

Inicio

Ronquidos y Apneas

Nariz

Oído

Garganta

Vértigos y Mareo

ORL y Pediatría

Rinoplastia

Otoplastia

Otras Cirugías

Dudas frecuentes

Glosario

 

Oído

Sordera

Es la deficiencia sensorial más frecuente, siendo a menudo causa de discapacidad.

El estudio de la audición varia en relación a la edad del paciente incluyendo pruebas de despistage o screening neonatal, de diagnóstico precoz de la hipoacusia infantil, y pruebas de determinación de niveles o umbrales de audición, de discriminación verbal y de valoración de la vía nerviosa auditiva en niños y adultos.

Tapón de Cerumen

El cerumen o la cera lo producen glándulas de la piel del conducto auditivo externo (CAE) ejerciendo una función protectora de la misma.
Cuando se acumula en exceso se forma un tapón en el CAE o tapón de cerumen que puede producir hipoacusia de conducción que se resuelve fácilmente extrayéndolo mediante el procedimiento que se considera más adecuado que es la aspiración de la cera. Dada la función protectora que ejerce la cera sobre la piel no recomendamos su higiene escrupulosa introduciendo bastoncillos en el CAE que irrita la piel dejándola desprotegida.

Otoesclerosis

Es la forma más común de hipoacusia conductiva progresiva hereditaria en adultos y suele manifestarse en la adolescencia pero puede hacerlo entre las edades de 20 a 50 años.
Tratamiento:
Se recomienda tratamiento quirúrgico. Que consiste en restaurar la transmisión sonora a nivel de la platina interponiendo una prótesis o pistón entre el yunque y la ventana oval donde se localiza la platina, realizando un simple orificio en la misma (estapedotomía) o extrayéndola parcial o totalmente (estapedectomía).

Otitis Media Serosa

Se caracteriza por hiopacusia (sin supuración ni dolor de oído) producida por la presencia de líquido seroso y/o mucoso en la cavidad del oído medio, consecuencia de inflamaciones producidas por catarros, obstrucciones producidas por lesiones localizadas en la porción mas posterior de la nariz, siendo mas frecuente en el niño que en el adulto.

El líquido puede infectarse produciendo una otitis aguda que se acompaña de dolor intenso y a menudo perforación timpánica y supuración.

Tratamiento:

En las fases iniciales es médico o farmacológico obteniéndose la remisión de la otitis en muchos casos. En aquellos casos de otitis media serosa persistente que no responde al tratamiento médico puede ser necesario el drenaje del líquido del oído medio a través del tímpano con la colocación de un tubo de ventilación en el mismo y, cuando el caso lo requiere, el tratamiento asociado de las causas que más a menudo producen la otitis.

Otitis Media Crónica

Es una inflamación y/o infección persistente o recurrente del oído medio que se caracteriza por supuración de oído, hipoacusia de conducción y perforación timpánica.
Puede ser consecuencia de infecciones de nariz y garganta.

Tratamiento:

Es esencialmente quirúrgico y el objetivo principal es erradicar la infección, generalmente mediante una timpanoplástia con mastoidectomía.
El tratamiento de la hipoacusia de conducción es un objetivo secundario a la curación de la otitis media, está relacionado con el tratamiento de sus secuelas a nivel de la membrana timpánica y/o de la cadena de huesecillos o secuelas post-otíticas y lo comentamos en dicho capítulo.

Perforación Timpánica

En general producen pocos síntomas. Dependiendo de su extensión y localización pueden producir hipoacusia de grado leve (con menos frecuencia leve-moderado) e implican el riesgo de supuraciones recurrentes esporádicas (cuya cicatrización puede fijar la cadena de huesecillos aumentando la hipoacusia), sobre todo coincidiendo con la entrada de agua en el oído que debe evitarse previniéndolo al ducharse, bañarse, etc., tapándose el oído (tapones para baño hechos a medida).

Tratamiento:

Por ello se recomienda reparar la perforación timpánica mediante tratamiento quirúrgico, cuyos beneficios implican el cierre de la perforación y la mejoría de la pérdida auditiva en la mayoría de los casos.

Timpanoplastia:

Es una intervención quirúrgica que tiene por objeto reparar alteraciones de la membrana timpánica (sobre todo perforaciones), o de la cadena de huesecillos, o de ambas. Está indicada sobre todo en casos de secuelas no infecciosas de otitis medias crónicas y también en caso de supuraciones intermitentes de oído que no responden a tratamientos conservadores. Se realiza mediante visión microscópica a través del conducto auditivo externo o a través de una incisión por detrás de la oreja.

 

Presbiacusia o Hipoacusia en Personas Mayores

Es la pérdida de audición progresiva asociada a la edad que tiene lugar en personas mayores, con edades comprendidas entre los 65 a 75 años

Causas:

Se atribuye a diversas causas, sobre todo a los cambios que tienen lugar con la edad en el oído interno (algunos en relación con el riego sanguíneo) aunque también pueden contribuir cambios en las vías nerviosas auditivas cerebrales.
Otros factores que también producen hipoacusia neurosensorial a los que el paciente haya podido exponerse a ambiente ruidoso, fármacos ototóxicos, factores hereditarios…
Como su desarrollo es progresivo muchas personas mayores no son conscientes de que su audición está disminuyendo y deteriorándose.

Tratamiento:

No tiene tratamiento curativo pero hay varias formas de paliar la pérdida auditiva y sus efectos. En general, el tratamiento mas frecuente es la amplificación mediante audífonos y, aunque el grado de beneficio puede variar dependiendo de las características de la pérdida auditiva.

Trauma Acústico (Hipoacusia inducida por el sonido)

Es la pérdida de audición producida por la exposición continuada a ruidos intensos o por una exposición breve a un ruido igualmente intenso. Ambas formas de exposición al ruido pueden lesionar los receptores auditivos del oído interno o células ciliadas produciendo una hipoacusia neurosensorial generalmente irreversible y progresiva si la exposición al ruido continúa.
En ambos casos la pérdida auditiva suele acompañarse de acúfenos o ruidos de oído.
La forma mas frecuente de hipoacusia producida por el ruido es la exposición continuada en ambientes laborales sobre todo industriales (hipoacusia o sordera profesional), cuya manifestación principal es el deterioro progresivo de la comunicación, precedido de sensación subjetiva de hipoacusia, a menudo distorsión de algunos sonidos, y ruidos en el oído, intermitentes o contínuos.

Tratamiento:

El mas efectivo es la Prevención tanto mediante el uso de protectores, en ambientes laborales, en entornos recreativo-deportivos, e incluso en la propia casa, como y mediante el control de la intensidad de cualquier fuente sonora que pueda ser nociva para la audición.

La 'Sordera del iPod' llena las consultas de los Otorrinos con pacientes jóvenes

Merece especial atención el riesgo de pérdida de audición en personas jóvenes ( entre 14 a 22 años), asociado al uso de reproductores musicales portátiles actuales (MP3, iPod), cuando el volumen al que se reproduce del sonido alcanza intensidades que pueden dañar el oído y, además, se utilizan de forma continuada. Es recomendable mantener un volumen razonable y no utilizarlos durante periodos prologados de tiempo (no más de una hora al día).
La aparicion de un ruido en el oído u oir los sonidos distorsionados suelen ser consecuencia del efecto nocivo inicial del ruido, a menudo transitorios pero que deben alertarnos interrumpiendo la exposición al mismo para prevenir sus efectos irreversibles.
Cuando la hipoacusia es irreversible y de un grado que lo hace recomendable el tratamiento paliativo indicado en la mayoría de estos casos para corregir la pérdida de audición es la amplificación mediante el uso continuado de audífonos.

Acúfenos

Es la percepción de sonido en la cabeza en ausencia de sonido en el entorno, descrito a menudo como “un zumbido, o un pitido, o un ruido, etc.”, que puede ser percibido en un oído, en ambos oídos y en la cabeza (con o sin percepción del sonido en los oídos).

Causa:

El acúfeno es un síntoma, no una enfermedad, que puede estar producido por alteraciones diversas siendo mas común en personas que sufren una pérdida de audición aunque cualquier persona con audición normal puede presentar acúfenos, cuyo origen puede ser incluso fisiológico.
La incidencia del acúfeno aumenta con la edad siendo más comun en personas mayores de 40 años que en personas más jóvenes.

Tratamiento

El ideal es erradicar la causa que lo produce cuando esta se identifica, por lo que con frecuencia lo que se trata es el acúfeno aisladamente.
Ante acúfenos de mayor intensidad que además pueden repercutir en la calidad de vida del paciente, disponemos de varias opciones: tratamiento farmacológico, terapia de reentrenamiento del acúfeno, amplificación, enmascaramiento y técnicas psicológicas.